Pilotos de midseason: Taboo

Delaney

Casi sin previo aviso y sin hacer mucho ruido (al igual que el enigmático James Keziah Delaney en su regreso a Londres) ha llegado Taboo a nuestros televisores. El sábado pasado, tanto la BBC como HBO emitieron el capítulo piloto de este drama de época producido por Ridley Scott y creado por Tom Hardy y Steven Knight, y unos días después se estrenó en América en el canal FX. En España se puede ver doblado en HBO. ¿Has visto el piloto y quieres compartir tu opinión? ¿Aún estás dudoso y quieres ver de qué trata? Nosotros ya lo hemos visto y las primeras impresiones no podían ser mejores. Acompáñanos, no te arrepentirás.

Londres, 1814. Una barca se desliza sobre el agua. Lleva a un hombre al que persiguien unos rumores, y parafraseando a Sir Stuart Strange, presidente de la Compañía de las Indias Orientales, What. Fucking. Rumors. Lo primero que hace James Keziah Delaney al tomar tierra es enterrar unos diamentes obtenidos en su periplo africano. Sabe no sólo lo peligroso que es Londres, sino también el poder de los hombres a los que se va a enfrentar.

Hay numerosos rasgos en esta historia que me recuerdan al Conde de Montecristo: Un hombre al que se le da por muerto regresa años después para cobrar una venganza, en este caso por la muerte de su padre, Horace Delaney; al igual que Edmond Dantès se ha hecho con una fortuna que no dudará en usar para transformar a enemigos en amigos, como a ese hombre de las afueras que se ha hecho cargo del hijo bastardo de su padre; y al igual que en el clásico de Dumas, necesitará de la compañía y sobretodo de la ayuda de un sirviente.

James regresa a Londres al enterarse de la enfermedad de su padre, pero a su llegada lo que encuentra es su funeral. Suspicaz, decide analizar el cadáver (gracias a la tacañería de Thorne Geary, su cuñado, por no pagar unos chelines extra para enterrarlo a mayor profundidaz) y descubre que ha sido envenenado con Arsénico. Odena que se vuelva a enterrar de una sola pieza y que nadie vuelva a tocar el cadáver bajo amenaza de muerte. Y cuando le preguntan si quiere que se digan algunas palabras da una de las mejores respuestas del episodio y que perfila su visión sobre la vida y la muerte: Nadie está escuchando.

Taboo

El personaje de James Keziah Delaney me resulta enigmático. Le vemos ganar poder sin llegar a ejercer la violencia, y a pesar de que la mayoría de los personajes le ven como alguien extremadamente peligroso, consigue todos sus objetivos únicamente con el don de la palabra, tanto para convencer a aliados como para amenazar a sus enemigos. Sus relaciones familiares aún son un misterio. A su medio-hermana le confiesa que sigue queriéndola, y parece bastante evidente que de una forma no fraternal. Conoce la identidad de su verdadera madre, incluso su nombre de pila, Salish, cuando era un secreto que su padre debería haberse llevado a la tumbra. Por la edad del hijo bastardo de su padre, nació cuando James abandonó Inglaterra. Y por último la relación con su padre me resulta poco clara, a ratos parece demostrarle respeto, a ratos parece que no le preocupaba demasiado.

En un solo capítulo ha conseguido numerosos enemigos, uno de ellos ni mas ni menos que la poderosa Compañía de las Indias Orientales, la empresa más poderosa de la época, que no se andaban con escrúpulos a la hora de lograr su objetivos. Pero su objetivo es un pequeño trozo de rocas, una islas sin importancia que forma el estrecho de Nutka que la casualidad ha querido que sea la herencia de James. Divina providencia, vaya un diablo las ha heredado. Le intentan agasajar con Brandy (bastante sospechoso, ahora que sabemos que su padre fue envenenado por negarse a vender el territorio), comprar con dinero, apelar a su patriotismo y deber con la Corona Británica, y cuando todo eso falla ante un hombre como Delaney, aparecen las amenazas. No se puede amenazar a un demonio. Y menos a uno que ha sido el discípulo del hombre que las profiere. Se limita a sonreir y largarse sin responder siquiera. El otro enemigo que se granjea es su cuñado, Thorne Geary, al que ni siquiera su esposa considera a la altura. Había llegado a un trato con la Compañía de las Indias Orientales para venderles el estrecho de Nutka, y el hecho de que James tengra preferencia en la herencia da al traste con sus planes. Tanto la Compañía como Thorne son los principales sospechosos en el asesinato Horace Delaney, quizá incluso haya sido un plan conjunto para acelerar su muerte.

Desconocemos el motivo por el que James quiere la isla de Nutka para él (además de la pólvora que insiste en afirmar que posee y de ser el lugar de nacimiento de su madre), pero sí que hemos descubierto el motivo por el que la Compañía de las Indias Orientales está interesada: el que posea la isla poseerá Vancouver. En la historia real, esa isla fue motivo de disputa entre el Imperio Británico y el Español, pero en la ficción veremos un enfrentamiento por ella entre británicos y americanos. El mar no dibuja fronteras, pero el tener esa isla sí que lo hace. La Compañía lo sabe y hará lo que sea necesario para conseguirlo.

Rumores

A partir de este momento, hablaré sobre los rumores, levantaré la mano y todo lo que diga no constará en acta. Me voy a animar a lanzar teorías y elucubraciones.

Parece demasiado obvio y demasiado sencillo, pero creo que Thorne envenenó a Horace Delaney sin el conocimiento de su esposa para que esta pudiera heredar la isla, y luego venderla a la Compañía de las Indias Orientales. Es un hombre impaciente y la enfermedad estaba siendo más larga de lo que podía tolerar.

También creo que el supuesto hijo de Horace no es tal, sino que nació del incesto entre James y su medio-hermana Zilpha. Él ha admitido abiertamente que la sigue amando, y la fecha de su embarazo coincide con la huída apresurada de James de Inglaterra. Además ella le dice en su segunda carta que gracias por irse de Inglaterra por el bien de ambos, y que sobretodo no destape los secretos de su pasado. Y la mayor pista de todas es el título de la serie, Taboo.

Durante sus alucinaciones le vemos enfrentarse a un esclavo, que parece haber perdido la vida en el hundimiento del barco. James dice que hizo lo que tenía que hacer, y en un flashback parece que alguien encierra a los esclavos en sus compartimentos en mitad de una tormenta. Veremos a un demonio hacer frente a sus propios demonios. James dejó morir a esos esclavos, o al menos no consiguió evitarlo, y esa culpa le atormenta.

La serie juega con las alucinaciones de James y la brujería para dejarnos con la intriga de si estamos ante alguien trastornado o alguien con auténticos poderes. Pero conoce cosas que sólo podía saber su padre, que le susurraba al fuego. Los animales reconocen su presencia, se amansan ante él. Habla una lengua similar a una pelea de cuervos, y quizá esa es la principal pista de que estamos ante un hombre iniciado en la brujería. Hay una escena al final del capítulo, cuando está en su reunión con la Compañía de las Indias Orientales donde James murmulla unas palabras en un idioma rudo, y ante él aparece una fantasmagórica figura. ¿Alucinación o brujería?

Brujería

Mi cuerpo está preparado para la siguiente dosis de Taboo. Queremos ver más acción de James Keziah Delaney, queremos oir más rumores sobre él. Lenvantad la mano y dejemos que se desaten los rumores prohibidos. What. Fucking. Rumors.


Categorías: Opinión Taboo Etiquetas:

6 comentarios

  1. kazuya

    “Exceptional, exceptional, exceptional…” Excelso arranque de esta historia y excelente review Isorif. El rudo carácter del personaje principal y esa historia oscura y oculta, de momento, que arrastra, lo hacen enigmático y extrañamente carismático. Los pasajes que ayudan a subrayar toda la mitología en torno a él y que me han encantado: El inicio, simplemente magistral, desde que sobrevolamos el mar, hasta que James se despide de su padre: “Forgive me, Father… for I have indeed sinned”. Su retorno, a ojos de todos, durante la misa (“Is hell opened up?”), cuando deposita las dos monedas que tenía el cadáver de su difunto padre en el cepillo de la iglesia. El entierro, cuando susurra esas palabras en su misterioso idioma, pintándose un lado de la cara con ese pigmento rojo que guarda en una latita (“They said you were dead – I am”). Su paseo a la orilla del río durante la puesta de sol, seguido por ese perro que se alimenta de los cadáveres de los suicidas. Su reencuentro con Brace, el mayordomo: “And I have sworn to do very foolish things”. Su mensaje para Helga: “People who don´t know me soon come to understand that I do not have any sense”. La autopsia del cadáver: “I know things about the dead”. Y la reunión final con los miembros de la Compañía de las Indias Orientales… “Mmmmrrrr”

    Todo ello envuelto en una atmósfera con los mismos tintes de la historia, lúgubre y misteriosa. Localizaciones, escenarios, decorados, iluminación, música… puestos al servicio del argumento, y que me han recordado una de mis películas favoritas: “El nombre de la rosa”.

    Sólo me queda despedirme hasta el próximo episodio, con uno de esos “gruñidos contenidos” que emite James Keziah Delaney: Mmmmmrrrrr… 🙂

  2. Completa review del episodio iosrif.en la parte de las teorías y por el título.el hijo bastardo de Horace tiene pinta de ser fruto del incesto entre James y su hermanastra no de su padre. James Keziah Delaney es una mezcla del personaje alfie solomon de Peaky Blinders y el de su personaje en la pelicula the revenant.y si tiene pinta de haberse convertido en brujo o chaman

  3. Anónimo

    La factura técnica de Taboo es sencillamente impecable. La ambientación es de lo mas logrado que he visto jamás en una serie y es algo sobre lo que deberías hacer hincapié en las reseñas. Por lo demás buena reseña.

    Sobre la historia de la serie, en principio, no deja de ser bastante convencional quitando toda la parte de “soy rarito” del protagonista. Es bastante obvio que el chaval es hijo de los dos hermanastros, ese es el gran secreto de James y lo que probablemente le traerá la ruina a su hermanastra y a el mismo si se descubre.

    Un detalle que me hizo gracia, la madre de James es una nativa americana de nombre Salish, pues los Salish son una de las tribus de indios que precisamente viven en el noroeste de EEUU y Canadá, en la zona donde se encuentra la isla y estrecho de Nutka.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »