Marte, la nueva docuserie de ciencia ficcionada

marte2

Es el año 2033. El mundo sostiene el aliento esperando poder ver a los seis tripulantes del Daedalus poner el pie en el planeta rojo por primera vez. Pero Marte, dios de la guerra, no tiene pensado ponerlo tan fácil. Algo falla en el amartizaje y puede que los sueños de establecer la primera colonia humana fuera de la Tierra se queden tan solo en eso, en sueños… Volvemos a la actualidad, año 2016: ¿qué es lo que ha fallado? ¿Cuáles son los riesgos y los principales desafíos de una misión a Marte? ¿Qué motiva al ser humano a ir más allá? ¿Por qué queremos, por qué debemos colonizar el planeta vecino? Expertos internacionales responden a estas y muchas preguntas en la nueva docuserie de National Geographic Channel que fusiona documentos reales y declaraciones de expertos, con una historia ficcionada trepidante sobre lo que podría ser el siguiente gran paso de la humanidad. ¿Queréis saber Mars?

En las últimas semanas os hemos hablado de series dramáticas que adaptan sucesos reales de manera magistral, superando en reconocimiento a aquellas sin base real. También os hemos hablado del resurgir de los documentales, que fraccionados, se adaptan a nuestro formato favorito para contar la parte más oscura de la humanidad. Hoy os hablamos de Marte, y lo que no innova en el nombre lo hace en el formato. El año pasado pudimos ver en la gran pantalla The Martian (Marte en España), donde Ridley Scott adaptaba la novela de Andy Weir (quien, por cierto, aparece en esta docuserie). En la película, nos asombraban con la odisea de uno de los primeros “marcianos” tras una serie de catastróficas desdichas. Para los que, como yo, mientras veis una película de de ciencia ficción os preguntáis hasta qué punto son plausibles, para nosotros National Geographic ha creado esta maravillosa docuserie. ¿Superará en este caso la realidad a la ficción?

En este caso, la misión Daedalus cuenta con seis astronautas que se embarcan en la primera misión tripulada a Marte. Ésta tendrá el ambicioso objetivo de establecer la primera colonia allende la atmósfera terrestre. Un esfuerzo de estas características solo ha sido posible mediante la creación de la International Mars Science Foundation (IMSF), una asociación (ficticia) que aúna empresarios y administraciones de todo el globo, lideradas por un millonario (Ed Grann, que interpreta el francés Olivier Martinez) cuyo sueño es alcanzar, y de paso explotar, la implantación de una ciudad en el cuarto planeta que acabe siendo autosuficiente. La dramatización se centra en los diferentes aspectos del proceso, desde las expectativas previas al viaje de los astronautas, a las diferentes dificultades y descubrimientos que tiene lugar a lo largo del mismo. También seguiremos cómo se viven estos en la contraparte terrestre, apoyado narrativamente en que la jefa de comunicaciones sea la gemela de una de los astronautas.

marte-copia

Las interpretaciones son discretas, pero convincentes, destacando (por la parte que nos toca) la de Alberto Ammann, el actor español que pudimos ver en Celda 211 y más recientemente en Narcos (como Pacho Herrera) es aquí el hidrólogo y geoquímico Javier Delgado. Los efectos visuales y la producción sin embargo son sobresalientes, y cumplen con matrícula de honor en el aspecto técnico. Quizás pierda espectacularidad respecto a una película de Hollywood, pero sin duda son tremendamente ajustados a la realidad. Y la historia mantiene el suspense con suficientes giros para tenernos enganchados, a pesar de contar con un ritmo necesariamente lento que posibilita e incita a la reflexión. Esta ciencia ficcionada comparte con la ciencia ficción esa puesta del ser humano como elemento central, sus sentimientos y reacciones.

marte

Pero esta story también tiene history. Que la producción venga de una de las de las instituciones científicas y de divulgación más grandes del mundo tenía que hacerse valer. No solo podremos disfrutar de espectaculares planos de la Tierra a la que la revista del marco amarillo nos tiene acostumbrados. Con saltos marcados en grandes números entre el futuro, presente y pasado, podemos ver muchos de los primeros pasos de la exploración espacial de la voz de sus protagonistas, asi como de científicos y divulgadores de primer nivel, entre los cuales se encuentran el astrofísico presentador de la reciente Cosmos Neil deGrasse, el visionario Elon Musk (director ejecutivo de SpaceX), Robert Zubrin, fundador y presidente de la Mars Society, y muchas otras personalidades de la NASA, la ESA y demás organizaciones internacionales de renombre en el ámbito espacial.

Ir a la Luna fue una decisión.
Ir a Marte es una necesidad.

Cada uno de los seis capítulos se centra en uno de los desafíos que entrañaría el hito histórico de alcanzar el lejano planeta en una misión tripulada: el efecto del aislamiento y las arduas condiciones de una larga estancia en el espacio, la necesidad de una continua línea de suministro desde la Tierra, la dificultad de encontrar un sitio adecuando para establecerse y el soportar las duras condiciones meteorológicas una vez allí, la respuesta social ante los distintos problemas que podrían darse… todo ello con una narrativa ficcionada y otra documental que se engarzan en esa visión fidedigna, que intenta compaginar la divulgación con el entretenimiento. Si lo consigue, eso es algo que sólo la audiencia puede determinar. Para mí, la misión ha sido todo un éxito. Y sólo me queda desearos felices fiestas, y que os regaléis un poco de conocimiento y por qué no, de esperanza, en estas fiestas tan señaladas. Especialmente si, como el amigo de abajo, pasáis solos estas Navidades…


Categorías: Opinión Etiquetas: ,

3 comentarios

  1. Olimpo

    Un par de curiosidades: En la peli El Marciano de Matt Damon todo comienza con una tormenta muy potente y de vientos muy rápidos que en el Marte real no lo son tanto. En Misión a Marte Tim Robbins muere congelado instantáneamente al quedar expuesto al frío del espacio tras romperse la pantalla de su casco. En realidad la temperatura se extiende por contacto así que según parece Robbins moriría por asfixia mucho antes de convertirse en decoración efímera para fiestas caras.

    • Buen apunte Olimpo! Es cierto que es habitual que basandose en datos reales, las obras de ciencia ficción suelen dejarse llevar y proponen situaciones impisibles. “The Martian”, a pesar de ser muy realista, se dejó llevar en este caso cuando los astronautas no lo habrian hecho ante una tormenta marciana. En este otro Marte proponen casos que sin ser menos peligrosos o espectaculares, si son plausibles. Por ejemplo, esas tormentas en efecto se dan y los vientos a pesar de ser relativamente débiles, levantan grandes masas de particulas microscopicas. Este polvo en suspension interfiere en las comunicaciones, estropea los equipos e inabilita el suministro energetico a través de paneles solares… La realidad puede superar a la ficción, y los cohetes “reusables” de Elon Musk son prueba de ello. A mi personalmente me convence la idea de parar la narracion y evaluar su verosimilitud, aunque esta claro que puede ser no tan “palomitero”.

  2. yo

    Serie nada recomendable, y lo digo yo que la he visto completa y que soy un apasionado de las series, de los documentales de ciencia y del espacio. No es nada buena la parte de ficción, con un guión que no puede ser más malo; y la parte documental no nos cuenta que no hayamos visto mil veces. Al menos agradeceré el intento a NG.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »