Lost: El 1×1 de The End (II)

(sigue la trama de la primera parte)

15:30. Consumida y digerida la primera porción de la series finale, decido regalarme una siesta. 15:31. Me entran los calores y cambio de planes. Me voy a la playa. 15:40. Por el camino, las fuerzas del orden me dan el alto. Me dicen que tengo que soplar. Les digo que no es mi cumpleaños. No lo entienden. Les entiendo. 15:45. Me despido de las autoridades. Debo haberles caído simpático: me han regalado la boquilla del alcoholímetro y un vale de 150 euros. Espera… ¿es una multa? El calentón me ha salido caro, pero seguro que no ha sido el más caro de mi vida. 15:50. Llego a la playa. 15:51. Se nubla el cielo. Maldigo el cambio climático, el agujero de la Capa de Ozono y las señoras que lo provocaron con sus lacas y sus flús-flús. 16:00. Regreso a casa. Capítulo descargado. Estado de excitación: aumentando… ¿Por conocer el final de Lost? No, porque por error me he bajado una película porno de los 90. Bueno, donde hay pelo hay alegría, así que me distraigo 7 minutos (no necesito más) y descargo. Y descargo el episodio. Siento un vacío enorme… ¿Depresión post-Lost? Blanco y en botella

0' Continúa el devastador terremoto en la Isla. Devastador para el brazo del cámara, que cada vez ha de agitar su ídem con mayor virulencia.

1' Lapidus revela que requiere de 6 horas para arreglar el avión. Sólo dispone de una. Frank cambia de opinión: cree que con sesenta minutos tendrá suficiente. Moraleja: los profesionales que cobran por horas son especialistas en dilatar el tiempo a su antojo, buscando siempre el beneficio propio. Apretadles las tuercas… ¡Que no os embauquen!

2' Locke vs Jack… ¡round 2! El desarrollo del forcejeo cumple con todos los tópicos de este tipo de escenas: el bueno está a punto de morir a manos (a cuchillo, en esta ocasión) del malo. Todo parece perdido… peeeeero, cuando la muerte era inevitable (uy, sí) surge de la nada una ayuda “inesperada” (y sosa, porque es Kate) que acaba con la amenaza. También es de manual que, una vez completada la ejecución, el verdugo pronuncie una frase sarcástica dirigida a su víctima: “Tenía una bala reservada para ti”. Y olé. Sólo falta que la última imagen de la serie sea el ojo de Locke abriéndose, como diciendo: “Aún no estoy muerto y próximamente estrenaremos una secuela y/o/u (?) spin-off”.

5' Locke, tras la operación, comenta que Jack nunca ha tenido un hijo. ¿Efecto de las drogas? Posiblemente: cuando las tomas deliras que lo flipas… Bueno, eso me han explicado.

7' “Te veremos allí”. “Todos acabaremos allí”. “Irás allí cuando estés preparado”. El uso de pronombres, nombres falsos (Jeremy Bentham) y no-nombres (El sin nombre, hermano de Jacob) es una técnica recurrente que usan los guionistas lostianos para tomarnos el pelo mantener el suspense.

10' Jack explica que él ha de ser el defensor de la cueva, de la Isla, del Mundo y del Infinito y más allá. Si pensabas que tu jefe era un abusón, mira primero las cláusulas del contrato que ha impuesto Jacob al doc.

11' Hugo quiere a Jack. Jack quiere a Kate. Kate quiere a Jack. Everybody loves Hugo. Ben quiere a la Isla. Hay gente pa' to (I).

12' Miles es un hombre de fe: cree en las cintas aislantes. Hay gente pa' to (II).

13' Kate y Sawyer ejecutan sendos saltos de trampolín desde el acantilado. Ambos limpios. Sin salpicar ni nada. Nota del jurado: 9'90.

14' Juliet pilla a Sawyer metiendo mano a… la máquina expendedora. La máquina no se deja. Rápidamente conectan entre ellos cuando desconectan la máquina. Sawyer mete mano a Juliet. Juliet se deja. Pillan los dos.

17' Jack acude al dichoso concierto en busca de su hijo. La fiesta ya ha acabado. Se encuentra a Kate con ganas de más fiesta. Se va con ella. Pasa de su hijo. Jack no es tonto.

20' Jack cede su cargo de portero de la Luz de la Cueva a Hugo. No, señor Laporta: “Luz de la cueva” no es una discoteca de moda.

21' Ritual de la eucaristía: Jack obliga a Hugo a beber agua de un charco. Del río no, de un charco. Así se originan las infecciones…

23' El doctor baja a la cueva. Esta expresión también es un eufemismo utilizado por los ginecólogos amantes de la poesía y las metáforas.

24' Desmond intenta hacer razonar a Jack, y le explica que él es inmune a los electromagnetismos y que puede darle a la luz sin fallecer en el intento. Sheppard jr. elige pasar a la historia de los guardianes de la Isla como “Jack I, el breve”. Desea ser el héroe. Es el típico americano. Jack es tonto. Por favor, sin analogías: que sea el típico americano no significa que sea tonto. Vale, será mejor que cambiemos de tema.

26' Claire admite que está loca. Ya es un progreso: el primer paso para superar la locura es reconociendo que estás loco. El segundo es lavarse la cabeza (metafórica y, en su caso, literalmente hablando).

27' Motores del avión: en marcha. El aparato se eleva con dificultad, como le sucede a todo hombre cuando sobrepasa la barrera de los cincuenta.

28' Jack pone el tampón en su sitio, evitando todo tipo de pérdidas. ¿He dicho tampón? Perdón, “tapón”: no sé en qué estaría pensando. Soy especial. Especialmente desagradable.

30' Se restablece el apagón. ¿Balance? El que tuvo lugar hace poco en Catalunya también produjo desastres y no hemos hecho tanto drama (de ficción) de ello.

31' Hugo va al rescate de Jack… y pesca un Desmond. ¡Qué desilusión! “¡Jack! ¡Quería un Jack!” Esta escena me ha recordado a ese momento feria, cuando intentas llevarte el premio gordo de la máquinaesaconlaquehasdecogercosasconungancho. El resultado es siempre el mismo: siga intentándolo. Es el destino. Pues eso, Hurley.

Hurley

32' Momento paranoia: Locke va en silla de ruedas. Locke se levanta de la silla cuando le sale de las pelo… de las piernas. Ben y Hugo rememoran batallitas pasadas. Mi sentido arácnido me alerta: algo pasa con el “allí”.

39' Jack sale de la cueva SIN ayuda. Está herido de muerte y SIN ayuda sale de la cueva por su propio pie. La magia de la Isla, supongo.

40' Jack entra en la Iglesia. Una Iglesia moderna (sí, “iglesia” y “moderna” en la misma frase) con símbolos para todos los gustos: judíos, cristianos, budistas, maradonianos (digo yo que alguna pelusa habría en la cristalera), etc. Esto huele cada vez peor…

41' …Y no es el cadáver de Daddy Sheppard, puesto que el ataúd está vacío.

42' ¡Christian está vivo! No, Christian está muerto. Jack está vivo. Está vivo en la Isla, pero “allí” no. Mejor dicho: estaba vivo en la Isla. ¿Y los demás? Muertos, también. Los que sobrevivieron a la Isla siguieron con sus vidas hasta que fallecieron, entonces llegaron “allí”. Dile allí, dile línea alternativa, dile limbo, dile purgatorio, dile trama de relleno para reintroducir a todos los personajes y contentar al público.

46' Se reencuentran todos los muertos. Zombies party. Especialmente sangrante es el caso de Sayid: tanta Nadia, tanto amor idílico y finalmente se va con la primera tía buena que se frota con él. Todos los hombres somos sois iguales.

48' Kate se ha cambiado de vestido en un visto y no visto. Remarco el “no visto”. Supongo que es la magia de la Isla y tal y tal… ¡Ah! ¡Que ya no estaban en la Isla! ¡Gazapo! ¡Pues no, ilusos! Nunca dejaréis en evidencia a Cuse y Lindelof… porque ahora están en una especie de limbo en el que, por ejemplo, Jack se ha creado un hijo de la nada… ¡Así que todo queda justificado! La magia del guionista.

49' Jack cae desplomado. Vincent perrea a su lado. El doctor se ha ganado el cielo…

50' … ¡Qué carajo! ¡Todos se han ganado el cielo! Shephard padre abre las puertas del Cielo. Sí, el Cielo: o sino que pintan dos ángeles (en formato figurita, pero ángeles al fin y al cabo) custodiando la entrada a la luz. Autopista hacia el cielo, que diría Michael Landon. Un momento… ¿Otra luz? ¿A que vuelven a viajar en el tiempo? No, no; que ya no necesitan rellenar más horas de serie.

52' ¡Uy, la escena final! Locke no abre el ojo. Definitivamente, ha estirado la pata. Jack sí cierra el ojo. Yo cierro la sección.

Lo sé, lo sé: Previously, on the 1×1, dejé en el aire una serie de cuestiones cliffhangerianas sobre mí… Aunque creo que no las contestaré. Es que lo bonito ha sido el camino: el camino que hemos recorrido yo (me pongo primero, el burro delante) y vosotros, estimados y pacientes lectores, durante tantas semanas. Y es que esta ha sido la sección de un personaje, y no importa por qué la he escrito de tal o de cual manera… ¡No me digáis lo que tengo que escribir! Lo que pasó, pasó. Que siga el misterio (uy, sí) y que pase la siguiente serie…


Categorías: Lost Perdidos Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »