Imagen de cabereca de la serie Grimm

Review Grimm: Bears Will Be Bears

Ya lo dice la propia sinopsis de la serie, “no eran cuentos, eran advertencias” aquellas historias que nos contaban de pequeños. ¿Advertencias a criaturas sobrenaturales? No, claro que no. Eran advertencias a la vida. Y la advertencia que Grimm ha traído esta semana está bien clara: no quieras ser quien no eres, o tendrás problemas. Los osos siempre serán osos, los humanos siempre serán humanos, y los monstruos siempre serán monstruos. Me gusta Grimm, disfruto bastante de los cuarentaidós minutos que dura el episodio. Puede que no me deje muriendo de curiosidad de una semana para otra, puede que a los personajes les falte un poquito de… algo, puede que vuelva a ser la historia del poli bueno que se enfrenta al mal, puede ser muchas cosas… pero el tratamiento moderno de los cuentos sigue pareciéndome absolutamente genial, y me quedo con ella. ¿Pasamos a comentar este segundo episodio? Sigue leyendo…

Review Grimm: Pilot

Los cuentos están ahí y esta temporada las series han querido dejarlo claro. A veces necesitamos recuperar nuestro lado infantil para respirar un poco, pero, seamos sinceros, los adultos nos dedicamos a la continua perversión del cuento. En mi propia versión, Caperucita se come al lobo. Rammstein decidió que en el videoclip de Sonne, Blancanieves muriera de sobredosis. Continua perversión, ya digo. Once Upon A Time nos devolvía a la niñez y Grimm nos recuerda que somos adultos y que el mal nos espera escondido en las sombras. ¿Comentamos el piloto? Sigue leyendo…

Nueva temporada de series: la batalla de los viernes

La batalla de los miércoles

Los viernes de la tele americana son un marrón. Una especie de cementerio de elefantes donde van a parar los productos moribundos o aquellos en los que se tiene muy poca fe. Un fenómeno documentado que hasta tiene entrada en la Wikipedia y que dice algo así: “La Ranura de la Muerte del Viernes Noche es una franja de la televisión estadounidense, en referencia al concepto de que un programa de televisión en los Estados Unidos programado para el viernes por la noche está destinado a la cancelación inminente. El término comenzó posiblemente como un reflejo del dominio de ciertos programas, en la noche del viernes, durante la década de los 80, lo que condenaba al fracaso a sus competidores. Hoy responde más bien al hecho de que los sectores demográficos más interesantes para los anunciantes consumen muy poca televisión tanto el viernes como el sábado noche”. Toma ya. Así que nada, veamos a los exquisitos cadáveres del viernes noche

Sigue leyendo…