Imagen de cabereca de la serie Black Mirror

¡Black Mirror ficha por Netflix!

black-mirror-202-1

Un episodio, el del cerdo (The National Anthem), necesitó Black Mirror para presentarse como una serie atípica, original y de las que remueve conciencias. Con el de las bicicletas (Fifteen Million Merits) confirmó que también podía ser angustiosa y aterradora. Y con el brillante The Entire History of You se consagró como una de las series más desafiantes, inteligentes e impactantes de su generación. La segunda temporada y el especial White Christmas reforzaron esas ideas y otorgaron todavía más prestigio a su creador, Charlie Brooker, encargado de escribir (casi) todos sus capítulos. De hecho, para muchos Black Mirror sería la serie perfecta si no fuera porque desde diciembre de 2011 sólo ha emitido siete episodios, excesivamente poco incluso para una serie british. Esa producción a cuentagotas podría empezar a cambiar a partir de 2016, ya que Black Mirror habría cruzado el Atlántico para lanzarse a los brazos de Netflix.

Sigue leyendo…

Review Black Mirror: White Christmas

black-mirror-des

Si cada persona es un mundo y cada familia es un universo, los mundos colisionan como mínimo una vez al año en cada hogar. Es la Navidad. Y hay una distinta para cada familia, lo que significa -obviemos que es una fiesta cristiana- que hay más de siete mil millones de navidades diferentes y que, en consecuencia, hay esos mismos miles de millones de universos cada 25 de diciembre. Pues bien, ninguno de ellos es tan terrorífico como el que se presenta en el especial de Navidad de Black Mirror que ha gestado Charlie Brooker, el creador de esta desafiante y compleja serie que pone sobre la mesa de la conciencia de la sociedad el poder que tiene y, sobre todo, el que puede llegar a adquirir la tecnología en un futuro extrañamente cercano. Este arranque en falso de la tercera temporada -que debería llegar en 2015- se llama White Christmas, se emitió en Channel 4 el pasado 16 de diciembre y, que no os lleve a engaño la tardía publicación de esta review, nos gustó mucho. ¿Y a vosotros?

Sigue leyendo…

Feliz Navidad: ¡tráiler del especial de Black Mirror!

black-mirror

El pasado día 4 se cumplieron tres años desde que el genial Charlie Brooker presentó al mundo su particular y (a menudo) catastrófica versión de un futuro influenciado por la tecnología en Black Mirror. En estos tres años, Brooker ha escrito seis episodios de la serie, un ritmo extremadamente lento incluso para los británicos. Tanto tiempo ha pasado entre temporadas que más de uno se pregunta si Black Mirror sigue entre las prioridades de su creador y de Channel 4, la cadena que lo emite en el Reino Unido. Y sí, el propio Brooker aseguró en enero que la serie tendría tercera temporada, que en principio no tiene nada que ver con el especial de Navidad que se estrenará el próximo 16 de diciembre…. Vamos, quiero creer que la tercera temporada no será de un solo capítulo. Como ya os adelantamos, este especial narrará tres historias independientes que se juntarán en un final presumiblemente devastador, para no perder la cosumbre, y cuenta entre sus protagonistas a Jon Hamm, indiscutible héroe de Mad Men en la piel de Don Draper; con la Stark Oona Chaplin, que interpretó a Talisa en Game of Thrones; y con Rafe Spall, al que vimos en la película Prometheus. Después del salto, el tráiler navideño del capítulo. Qué pinta tiene, señores…

Sigue leyendo…

¡Jon Hamm protagonizará el especial de Black Mirror!

jon-hamm Esta semana hemos hablado varias veces de series que cambian la vida y series que no, en referencia a los últimos estrenos de la televisión americana. Pues bien, si hay una serie en los últimos años que ha removido conciencias y que se ha postulado como esa vibración oceánica que acaba generando tsunamis es sin lugar a dudas Black Mirror. Para ello, no ha necesitado grandes producciones ni protagonistas de postín, le ha bastado con atacar directamente a un elemento que está modificando la sociedad y que amenaza con cambiar al individuo: la tecnología. La tecnología como elemento deshumanizador, como arma política, como origen de las obsesiones o como epicentro de una nuevo mundo basado en recompensas. Esas han sido algunas ideas surgidas de la mente de Charlie Brooker, su creador, al que sólo podemos criticar una cosa: las temporadas de Black Mirror son muy cortas. Por ahora, la serie británica sólo ha emitido seis episodios desde su estreno el 4 de diciembre de 2011. Un balance decididamente escaso y que amenazaba con ser definitivo, ya que desde que acabó la segunda temporada en febrero del año pasado aún no se ha hecho oficial la renovación de la serie por una tercera entrega. Afortunadamente, Brooker salió a la palestra hace ahora un mes para anunciar que Black Mirror tendrá un capítulo especial por Navidad, que es una costumbre muy típica de los británicos. Un capítulo que se titula Yuletide (celebración pagana de origen germánico), que durará ¡90 minutos! y que, en palabras del propio Brooker, será el más perturbador de todos los que se han emitido. Además, contará con un reparto sólido que encabezará Jon Hamm, indiscutible protagonista de Mad Men en la piel de Don Draper; con la Stark Oona Chaplin, que interpretó a Talisa en Game of Thrones; y con Rafe Spall, al que vimos en la película Prometheus. Presumiblemente, ellos serán los protagonistas de tres historias que se irán entrelazando y que concluirán con un final de impacto. Channel 4 aún no ha anunciado su fecha de estreno. Promete. Vaya si promete…

La angustiosa ambigüedad temporal de Black Mirror

black-mirror

Visto White Bear creo que podemos afirmar sin temor a equivocarnos que Charlie Brooker es un maldito genio. No es que nos pille por sorpresa, ya que Dead Set o la primera temporada de Black Mirror (en especial The Entire History of You) ya nos habían dado varias pistas, pero conviene recordarlo. Brooker es un superhéroe que tiene la habilidad de contar historias que te hacen pensar, de convertir 42 minutos de ficción televisiva en una reflexión sobre los valores y los límites del ser humano. En Dead Set lo hizo de una forma más superficial (aunque no por ello menos brillante), jugando con el instinto de supervivencia de un grupo de gente. Y en Black Mirror lo hace plantando la tecnología y los medios de comunicación, casi siempre excesivamente poderosos, en medio del debate. ¿Hasta qué punto pueden influir en nuestras vidas? Mucho, eso ya lo sabemos. Pero Brooker da un paso más, y yo creo que ahí reside una de las claves del éxito de Black Mirror, situando la historia en un futuro extrañamente cercano. De forma que casi siempre acabas preguntándote, ¿es posible que lleguemos a eso? ¿A cuánto estamos de ese escenario? Pues vamos a intentar responder a esta última pregunta…

Sigue leyendo…

Black Mirror: Poniendo nota a los capítulos

Con la emisión de The Waldo Moment, Black Mirror puso punto y final a su segunda temporada. Seis capítulos, seis horas de televisión le han bastado a Charlie Brooker para ganarse un puesto en la memoria colectiva de una generación de seriéfilos que hemos abrazado a su serie como una de las pequeñas maravillas de la no tan pequeña pantalla en lo que va de siglo. Si Lost fue la primera serie que duraba más de 42 minutos, por aquello de que nos tenía toda la semana teorizando, leyendo foros y buscándole sentido a sucesiones de números aleatorios, Black Mirror reemprende esa tarea: nos sumerge en un estado de pseudo-malrollismo que nos conduce a pensar qué narices estamos haciendo, como raza, con nuestras vidas. Pero, pese a la unanimidad que despierta Black Mirror como conjunto, a la hora de valorar sus distintas entregas no es fácil encontrar consenso. Durante este fin de semana, y con la ayuda del hashtag #PorraBlackMirror, hemos querido tomaros el pulso para saber qué episodios os gustan más (y menos) de los seis emitidos hasta la fecha. ¿Queréis ver el resultado?

Sigue leyendo…

Review Black Mirror: The Waldo Moment

Review Black Mirror: The Waldo Moment

Noticia bomba: Black Mirror tiene capítulos que no son maravillosos. En realidad no es una noticia bomba, porque ya la conocéis desde que visteis The Waldo Moment, la tercera entrega de esta temporada de la serie de Charlie Brooker. Podemos discrepar qué episodio de Black Mirror es mejor, pero creo que más o menos todos estamos de acuerdo en que el 2×03 ha sido el más flojo. El menos brillante, el menos rompedor, el más mundano. El que no nos va a tener unos cuantos días dándole vueltas a la cabeza. Con todo, The Waldo Moment toca temas y usa conceptos interesantes, así que vamos a ver qué sacamos de él…

Sigue leyendo…

Review Black Mirror: White Bear

Review Black Mirror: White Bear

Charlie Brooker nos tiene, perdón por la expresión, cogidos por los huevos. No hay serie más fugaz que Black Mirror, y no hay al mismo tiempo serie más eficaz, más universal en la tarea de cumplir con su cometido. Es el caramelo más dulce y breve de la televisión actual. En los cuatro capítulos emitidos hasta el lunes, los tres de la primera temporada y el estreno de la segunda, la joya de Channel 4 había sido capaz de plantarnos ante un cruce de caminos y hacernos pensar, empatizar, reflexionar, argumentar, debatir y, quizá, decidir. ¿Qué harías tú con lo del cerdo, hasta dónde llegarían tus re-do, etc? Con White Bear, Brooker ha ido un paso más allá: no sólo ha logrado la acostumbrada perfecta tortilla (jugosa, mullida, redonda), sino que ha conseguido darle la vuelta delante de nuestras narices. Rota su tendencia lineal habitual, Black Mirror ha rizado el rizo en este quinto capítulo. White Bear nos presenta una presunta realidad para luego, a un tercio del final, cambiar de arriba a abajo las reglas del juego. Una reinterpretación brutal que nos lleva a entender de una vez por todas qué sucede en el perverso mundo en que se mueve Victoria Skillane. En resumen: qué hora de televisión

Sigue leyendo…

Juicio a la midseason: ¿cómo están yendo los estrenos?

Juicio a la midseason: ¿cómo están yendo los estrenos?

Con febrero ya camino de la recta final es un buen momento para echar un ojo a cómo está resultado la temporada de estrenos de invierno, también conocida como midseason. La sensación general, aunque quizá es solamente una impresión mía, es que estamos más contentos ahora que en otoño, que sea por el motivo que sea las cadenas han guardado algunas de sus apuestas más fuertes para estos meses. Aún conscientes de que quedan todavía series por llegar (como Defiance y Hannibal, que aterrizan en abril), y de que algunas llevan aún muy pocos capítulos emitidos, hemos considerado que es un momento tan bueno como cualquier otra para someter a juicio a los estrenos de midseason. ¿Nos ayudáis? Os hemos preparado unas encuestas de rechupete…

Sigue leyendo…