Dexter: La serie, mejor que el libro

Dexter: La serie, mejor que el libro

“Me encantaron las pelis de El Señor de los Anillos”, dice un sujeto. Y otro sujeto, automáticamente, como si hubiera estudiado horas antes lo que tenía que contestar, comenta con carrerilla y sin respirar: “sí, pero son muchísimo mejores los libros. ¿Te has leído el hobbit o el Silmarillion? Yo me los he leído dieciete veces, las dos últimas en búlgaro. Nada que ver con las pelis eh, anda que no se dejan cosas por contar”. Sí, tu has presenciado esa conversación alguna vez, incluso es probable que la hayas protagonizado. Y suele acabar con una contundente máxima: “los libros son mejores que sus adaptaciones al cine”. Sí, probablemente suceda en muchas ocasiones, pero es una frase tan extendida como absurda. ¿Se nota que estoy traumatizado por no leer a Tolkien? Después de varios meses detrás de los libros de Dexter, el pasado fin de semana me hice con ellos y puedo gritar bien alto que ¡la serie le da mil vueltas! (al menos al primer libro). El protagonista del libro no consigue caer tan bien como Michael C. Hall, los personajes secundarios (exceptuando Maria Laguerta) no aportan prácticamente nada, la aparición de Rita es testimonial, Harry apenas existe, las saliditas nocturnas de Dexter no se mencionan y cuesta creer que su Oscuro Pasajero esté tan relajado sin su dosis de sangre. El libro es original y entretenido, consigue recrear con contundencia los paisajes más sádicos y nos muestra un Dexter incluso más irónico que en la serie, pero todos los factores que hemos mencionado y que no están presentes le restan credibilidad y profundidad al protagonista, dejando la historia tan virgen de emociones como el corazón de Dexter. Y eso que el final es terriblemente sorprendente, pero no convence. Por eso, y por mi trauma con Tolkien, voy a decir que la serie es mucho mejor que el libro. ¿Qué os parece?


Categorías: Dexter Opinión Series Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »