Dexter: Análisis de la quinta temporada

Dexter, una bañera y la soledad. La imagen representa con fidelidad el escenario con el que arrancaba la quinta temporada, que tenía la complicada misión de suceder al mejor año de la historia de la serie. La parte positiva es que el paisaje estaba tan devastado, que podíamos permitirnos el lujo de empezar de cero. La negativa, que la sombra del Trinity era alargadísima y la obligación de olvidar a Rita se presentaba como una tarea titánica. Al final, la serie ha superado con solvencia esto último, lo de sobreponerse a la ausencia de nuestra rubia favorita, y aunque ha sufrido algunos patinazos, nos ha ofrecido una buena quinta temporada. ¿Repasamos aciertos y decepciones?

Empezamos el repaso a la quinta temporada con una breve sinopsis de los episodios y un link a las reviews por si alguien quiere refrescarse la memoria. Añadimos una nota orientativa del episodio. Nunca es justo puntuar casi 50 minutos de televisión con un número, pero así tenemos una guía de lo que nos han convencido los episodios, más o menos. A ver si estamos de acuerdo…

  • 5×01 My Bad: La desesperante falta de humanidad de Dexter queda en evidencia ante la obligación de hacer los trámites para enterrar a Rita. Nota: 8,5.
  • 5×02 Hello, Bandit: La serie se saca de encima a Astor y Cody, una de las incógnitas más sugerentes de la temporada. Quinn empieza a desconfiar de Dexter, que destapa el caso de los barriles. Nota: 7.
  • 5×03 Practically Perfect: El personaje de Jlia Stiles ilumina la temporada. Intuimos que la quinta se parecería a la segunda temporada, aunque finalmente ha mezclado cosas de la segunda y la tercera. La Santa Muerte da miedo…. Nota: 7,5.
  • 5×04 The Beauty and the Beast: Dexter y Lumen acercan posturas, aunque no queda clara la relación que se establecerá entre ambos. Debra topa cara a cara con uno de los hermanos Fuentes. Y Quinn se acerca a Jonah, nexo de unión con la historia de Kyle Butler, que ha pasado desapercibida esta temporada. Nota: 7,5.
  • 5×05 First Blood: Lumen decide vengarse por su cuenta, pero Dexter llega a tiempo para impedir que saque a su Oscuro Pasajero. La escena del cacheo a Lumen en el aeropuerto la convence de que no está preparada para dejar atrás todo ese asunto. La historia nos presenta a Stan Liddy. Nota: 7,5.
  • 5×06 Everything Is Illumenated: Dexter deja atrás su historia con Rita justo en el momento en que decide colaborar con Lumen en su plan de venganza. Cae Dan el dentista, el primero de la lista. Masuka nos regala una de las escenas más divertidas de la serie. Nota: 8.
  • 5×07 Circle Us: Jordan Chase y Cole Harmon entran en escena mientras Dexter instruye a Lumen en el arte de matar. Debra se carga a uno de los hermanos Fuentes en una pésima operación guiada por Laguerta en una discoteca. Quinn duda de su desconfianza hacia Dexter, porque eso significa poner a prueba su relación con Debra. Nota: 7
  • 5×08 Take It!: Brillante episodio en el que nos presentan al verdadero Jordan, Laguerta descompone el departamento con la sanción a Debra y Lumen decide seguir los pasos de su Oscuro Pasajero en lugar de recuperar su vida anterior. Nota: 9,5.
  • 5×09 Teenage Wasteland: Dexter se cuela en la vida de Chase, que descubre que su nuevo amigo no tiene muy buenas intenciones. La serie nos deja ver al Dexter padre, que debe enfrentarse a la realidad de su relación con Astor. La joven se presenta con un problema aparentemente adolescente para desenmascarar finalmente a un maltratador. Stan pasa de Quinn y ve la oportunidad de regresar a la policía desenmascarando a Dexter. Nota: 8,5.
  • 5×10 In the Beginning: En uno de los grandes episodios de la temporada, Dexter y Lumen trabajan juntos para matar a Cole al tiempo que aparecen las grabaciones de los asesinatos. El Departamento de policía, con Deb a la cabeza, reabre el caso y sugiere la existencia de una Vigilante que se está tomando la justicia por su mano. Dex y Lumen, por cierto, ya son más que amigos… Nota: 9.
  • 5×11 Hop a Freighter: Dex y Lumen preparan su último asalto, pero Jordan los está esperando. Dexter se deshace de Stan y, con él, de la posibilidad de ser desenmascarado por la policía. Quinn es el único que tiene la llave para forzar a Dexter, que ve como la policía está tan cerca de Jordan como él. Nota: 9.
  • 5×12 The Big One: La serie no se atreve a cambiar el panorama haciendo que Debra descubra a Dexter. Aún así, se marca un buen final de temporada en el que Dexter se descubre solo, pero con la esperanza de retirar a su Oscuro Pasajero. Lumen se libra de Chase y decide alejarse del tipo de vida que le ofrecía Dexter. Harrison cumple un año. Nota: 8,5.

Y ahora, aciertos y patinazos de la temporada más controvertida de la historia de la serie.

Lo mejor…

  • Las actuaciones del reparto, en especial Michael C. Hall y Jennifer Carpenter, siguen a un nivel altísimo. La fotografía de la serie es magnífica desde el primer día, igual que la música. Se nota que Dexter, más allá de su argumento, sigue siendo una serie sumamente cuidada.
  • La transición Rita-bañera-aceptación-Lumen. No es fácil despedirse de un peersonaje regular tan agradable como Rita, pero Dexter no sólo ha manejado esa transición con elegancia, sino que nos ha introducido un nuevo personaje femenino al que hemos cogido cariño e incluso hemos celebrado su conexión con Dexter. Para mí, el romance se ha tratado de forma exquisita hasta el último episodio.
  • La relación Quinn-Debra se ha asentado como una de las tramas más importantes de la temporada. El conflicto interior de Quinn ha marcado su relación, pero también la situación de Dexter, al que ha tenido más contra las cuerdas que nunca.
  • La introducción de personajes secundarios sigue siendo acertadísima. Da igual que se llame Rudy, Miguel Prado, Lila o, como en este caso, Lumen y Stan. Dexter sabe cómo introducir y perfilar sus personajes secundarios, aunque la mayoría tengan que acabar en una habitación plastificada. Bien por Stan, genial por Lumen.
  • En su desafío por ser una persona normal, Dexter ha averiguado que se puede luchar contra el Oscuro Pasajero. Encontró el amor, la amistad e incluso una familia, pero ahora el protagonista luchaba contra su capacidad para ser padre, sobreponerse a una tragedia y encontrar un nuevo amor. A pesar de llevar cinco temporadas, la serie mantiene una lógica que nos conduce a un final, sea la muerte del asesino incapaz de ser persona o su convencimiento de que puede mezclarse con la sociedad olvidándose de su Oscuro Pasajero. Si analizamos la serie en perspectiva, da la sensación de que los guionistas saben qué tienen entre manos y dónde quieren llegar.

Lo peor…

  • Aunque la mayoría de secundarios florecen con acierto, también hay resbalones: la oficial Manzón o los hermanos Fuentes. Sus tramas han quedado tan disueltas, en especial lo de los crímenes de la Santa Muerte, que nos preguntamos qué intenciones tenían los guionistas al ofrecernos esa historia. ¿Poner a prueba a Debra? ¿Llevar el caos al Departamento? Junto a esto, el olvido de la investigación del FBI en el caso de Kyle Butler también es extraño. Intuimos que las cosas de palacio van despacio…
  • La célebre escena de la cortina, aunque encaja con la actitud de Debra, confirma que los guionistas no han tenido agallas de entrar en esa parcela: Deb descubriendo a Dex. Y eso que la quinta ha trabajado con habilidad el acercamiento entre hermanos, con una Debra cada vez más Dexter y un Dexter cada vez menos Dexter. Al final, nada de nada. Era el momento y el lugar idóneo para empezar una sexta temporada apasionante. No será así y ahora el desafío es muuuucho mayor.
  • La escasísima producción de Masuka. Somos conscientes de que media hora de Masuka por episodio sería insoportable, pero un poquito más de cancha iría fenomenal para que la serie recuperara ese humor que ha dejado de lucir en muchas fases de esta temporada.
  • Laguerta y Batista merecen una historia mejor que la que han tenido este año. Los actores funcionan, así que el problema está en el guión. Batista no puede ser un pelele y Laguerta no debería cambiar de opinión como una veleta. Más y mejores historias para dos grandes secundarios.
  • Lumen debe volver. El final de esa historia es la enésima lección para Dexter, pero el hecho de que sea la única que conozca su secreto y siga viva nos invita a pensar que no ha dicho la última palabra. Sinceramente, con el trabajo y la dedicación que han puesto en la construcción del personaje, con la dificultad añadida de que era complicadísimo que entrara con buen pie tras lo sucedido con Rita, no creo que sacárselo de encima sea la decisión más acertada.

Para nosotros, ni Dexter de repente se ha convertido en una serie horrible, ni la quinta temporada es una obra de arte para enmarcar. En líneas generales Dexter mantiene el listón muy por encima de la media, pero todos esperamos que las líneas maestras de la próxima temporada no se parezcan tanto a las de años anteriores, porque corremos el riesgo de quemar el formato. Hemos perdido la oportunidad de que Debra se enfrentara al verdadero Dexter, así que tenemos que abrir una puerta a un mundo tan fascinante como el que sugería ese. La serie no está pidiendo un final de forma urgente, pero sería positivo que nos acercáramos a esos momentos, que dibujáramos los primeros trazos de ese cierre, siempre y cuando sigamos formando la personalidad del protagonista, que es el motor y la razón de ser de esta serie. Y que quede claro: Dexter, la serie y el personaje, siguen siendo enormes…


Categorías: Dexter Opinión Series Etiquetas: ,
Loading...
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »