Castle, el último fichaje de Todoseries

El fútbol cerró la persiana de los fichajes el pasado 31 de agosto; nosotros la abrimos en este primer lunes de septiembre, el mes de las depresiones post-vacacionales, los buenos propósitos (que levante la mano quien se vaya a apuntar al gimnasio…) y los estrenos de series. ¿La primera en caer en nuestras redes? Castle. La quinta temporada de la serie protagonizada por Nathan Fillion y Stana Katic aterrizará en forma de reviews en este, vuestro blog amigo. La encargada de contarnos semana a semana las andanzas del novelista Castle y la detective Beckett será Glòria Doménech (¡aplauso para ella!), que se estrena con este resumen de las cuatro anteriores temporadas de la serie. Go, Castle, go!

Termina la cuarta temporada de Castle con una escena de lo más reveladora. Una escena que cambiara la dinámica de la historia a partir de ahora

Pero, volvamos al principio. Richard Castle es un escritor de éxito que sin embargo ha perdido algo indispensable para cualquier novelista: la inspiración. No tarda mucho en encontrar a su nueva musa, que aparece en su fiesta de lanzamiento pidiendo su ayuda para resolver un caso calcado a uno de sus libros. A ella no le convence la idea de que la persiga por todo Nueva York y así se lo hace saber a sus superiores, más aún cuando ve que no solo será su musa sino la protagonista absoluta de su nueva novela con un alter ego, Nikki Heat, pero no tiene mas remedio que aceptar. Junto a ellos estarán en la comisaría el equipo de inspectores, Kevin Ryan y Javier Expósito, junto al equipo de forenses, Laney y Pelmutter, sin olvidarnos del comisario Montgomery. A Castle le respaldan su madre, Martha Rogers, actriz de teatro que como se descubre a lo largo de los capítulos será la confidente y consejera de su hijo y su hija, Alexis Castle, mucho más responsable que los dos juntos, con la que mantiene una relación especial.

Si habéis observado bien a esta pareja os habréis dado cuenta de lo mucho que les molesta que haya un tercero entre ellos cuando se trata de resolver casos… bueno, y para qué engañarnos, cuando se trata de relaciones sentimentales también. La agente Shaw, del FBI, fue la primera que osó teorizar junto a Castle, lo que conllevó una pequeña riña de Kate, que pensaba que tenía la exclusiva. O cómo olvidar el momento en el que descubre que no ha sido la única musa del escritor cuando conoce a la agente de la CIA… Pero de todos ellos, el que verdaderamente hace que nos cuestionemos si el entendimiento entre Rick y Kate ha llegado a su fin es cuando él, frustrado por la situación, decide darse un poco de espacio y seguir a otro detective, Slaughter. Un policía con unos métodos de trabajo un tanto especiales que ponen en riesgo al novelista. Aunque, como siempre, Beckett acude en su ayuda...

Como reconoce el capitán Montgomery a la propia inspectora, no le hace falta la ayuda del escritor para resolver casos, pero desde que él esta en su vida ya no la ve tan apagada. Y eso es lo que apreciamos a lo largo de la serie. Beckett carga a sus espaldas la imposibilidad de resolver el asesinato de su madre, y lo que es peor aún, cuando tiene la oportunidad de conocer nuevas pistas no quiere saber nada por temor a caer en esa espiral de la que nunca salió. Pero al final el caso llega a ella. Por fin, avanzan en la trama para descubrir al asesino creando un hilo conductor que nos ha llevado a través de varias temporadas por un camino poco habitual y menos aún cuando descubren que alguien cercano al equipo es un traidor.

El resultado de todo ello nos deja a Beckett con una bala en el pecho luchando por su vida el mismo día del entierro del capitán. Ese episodio no solo conlleva que Beckett pase por un shock post-traumático, incapaz de hacer frente a sus sentimientos sino que no se atreve a confesar que lo sabe todo por temor a perderlo. Pero no es la única, Rick, a su vez, por miedo a que la maten, decide ocultarle que alguien la protegerá si no investiga y lo consigue prometiendo que mas adelante reanudarán toda la investigación. Este doble secreto los ha marcado pues cada vez el abismo que había entre ellos se hacia más grande y veíamos en sus ojos la duda permanente. Pero finalmente Kate conseguía aclararse y en el penúltimo episodio le dejaba a Rick un rastro de miguitas de pan en forma de confesión, y la petición de que esperase por ella.

Pero, siempre lo hay, descubrieron nuevas pistas acerca del asesinato de su madre. Y es entonces, por primera vez en su vida, cuando Kate decide saltarse las normas para conseguir lo que se propuso cuando era una adolescente, atrapar al asesino. Rick, incapaz de pararle los planes, hace un intento a la desesperada contándole la verdad; él aceptó un pacto por el que la integridad de ella estaría a salvo siempre que no indagase más, y lo aceptó porque la amaba. Lo hace a la desesperada y en el peor momento, cuando en la mente de Beckett solo existe el caso que le ocupa y ve en Rick a un traidor por mucho que le diga y le repita que la ama y que lo hizo para protegerla. Las prioridades de ella cambian horas después cuando colgada de una cornisa solo puede pensar en él. Y así se lo hace saber tras una magnifica escena en la que ella vaga por un parque bajo la lluvia mientras oímos el discurso de Alexis. Os transcribo la frase de Kate cuando Rick le pregunta el porque de su presencia:

He got away, and I didn’t care. I almost died, and all I could think about was you… I just want YOU

No podría ser más bonito: cuatro minutos antes estaba obcecada en resolver un caso por encima de todo y solo cuando se vio sola descubrió que anhelaba otra cosa más aún. Y entonces llega la escena por la que estamos al borde de la silla/sofá/butaca, el esperado beso entre la pareja protagonista. Pero todo no podía ser perfecto y el sospechoso que se le escapa a Kate esta en la casa de su protector y amenaza con matarlo. Visto lo visto, la quinta temporada se avecina prometedora. Marlowe, el creador de la serie, ya nos ha avanzado que el primer capitulo seguirá la línea temporal así que suponemos que veremos que ocurre a la mañana siguiente tras ese beso y algo más que nos dejan entrever. No solo eso, Beckett ha dimitido como detective de Homicidios, Expósito esta suspendido y enfadado con Ryan por delatarlos ante la capitán Gates. Y todavía quedan más cabos sueltos: el protector de Kate ve en riesgo su vida y no sabemos qué le pasó; Sofia, la agente de la CIA, nos habló del padre de Rick; y Alexis empieza en la universidad.

Pero para todo esto debemos esperar al 24 de septiembre


Categorías: Castle Opinión
Loading...
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »